Séneca

“EL HOMBRE MÁS PODEROSO ES EL QUE ES DUEÑO DE SÍ MISMO”

(Séneca)