Lo que Bxvi dice sobre las redes sociales

Aunque esta sección tratará temas más bien prácticos, he querido con este primer cybercafé compartir unas reflexiones sobre las redes sociales en la actualidad. Gratamente las he encontrado en las palabras que Benedicto XVI dio este año con motivo de la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

El texto íntegro lo pueden encontrar en este enlace: (Mensaje JMCS 2011)

En las siguientes imágenes algunas de las ideas y extractos principales:

:

  • Al igual que la Revolución Industrial produjo en su momento un gran cambio en la sociedad, hoy la evolución en el campo de las comunicaciones es la que dirige los grandes cambios culturales y sociales de hoy.
  • “Las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma.”  Nace así un nuevo modo de aprender, de pensar y nuevas oportunidades de relación.
  • “Transmitir información en el mundo digital significa cada vez más introducirla en una red social”. Ahora no se trata de un simple intercambio de datos sino que “se desea compartir”, lo cual ha llevado a una revaloración del acto de comunicar: hay dialogo, intercambio, solidaridad.
  • Algunos límites de la comunicación digital: “una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la autocomplacencia.” Y habrá que evitar riesgos como “buscar refugio en una especie de mundo paralelo, o una excesiva exposición al mundo virtual.”
  • Hay por ello la necesidad de ser auténticos y recordar siempre que “el contacto virtual no puede y no debe sustituir el contacto humano directo, en todos los aspectos de nuestra vida.”

Redes Sociales y Fe

  • “Comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios significa no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios.
  • “También en este campo estamos llamados a anunciar nuestra fe en Cristo, que es Dios, el Salvador del hombre y de la historia, Aquél en quien todas las cosas alcanzan su plenitud (cf. Ef 1, 10). La proclamación del Evangelio supone una forma de comunicación respetuosa y discreta, que incita el corazón y mueve la conciencia; una forma que evoca el estilo de Jesús resucitado cuando se hizo compañero de camino de los discípulos de Emaús (cf. Lc 24, 13-35), a quienes mediante su cercanía condujo gradualmente a la comprensión del misterio, dialogando con ellos, tratando con delicadeza que manifestaran lo que tenían en el corazón.”
  • “Los creyentes, dando testimonio de sus más profundas convicciones, ofrecen una valiosa aportación, para que la red no sea un instrumento que reduce las personas a categorías, que intenta manipularlas emotivamente o que permite a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás.