Chimbote: 25 años de la Cruz de la Paz

Lugar: Chimbote – Perú; Año: 1986. El terrorismo asolaba todo el país y también a esta ciudad ubicada en el norte peruano. Sendero Luminoso y el MRTA ahogaban la tranquilidad de todos. Un 14 de setiembre de aquel año los esfuerzos de más de 27 000 jóvenes junto a varias instituciones se depositaban en la bendición de una cruz de 25 m. de alto por 12 m. de ancho, una cruz que puesta en lo alto del hoy conocido “Cerro de la Paz” sería vista por todos en Chimbote como signo para levantar la esperanza en la paz, en vencer al mal con el bien y el odio con la fuerza del amor. La voz de todos los chimbotanos quedaba puesta en aquella cruz con el lema: “CONSTRUCTORES DE LA PAZ Y DEFENSORES DE LA VIDA”.

En el año 1985 el entonces Obispo de Chimbote, Mons. Luis Bambarén Gastelumendi, SJ. invitaba a todos a unirse en la construcción de esta cruz como símbolo de la paz para el Perú, quizá una de las anécdotas más significativas es que al no haber todavía un camino para llegar hasta la cima, se formó una cadena humana de 5 km. pasando de mano en mano las bolsas de cemento, arena, ripio y agua. La cruz fue hecha por los alumnos del Politécnico del Santa en los talleres de Sima Entel y su traslado se realizó en un helicóptero de la FAP. Todo el trabajo estuvo a cargo de Sider Perú, Sima e Hidrandina.

El Cerro de la Paz cuenta también con una imagen del Señor de la Vida y un Santuario que lleva el mismo nombre, este Cristo es una obra obsequiada por el artista Agustín Rivas que tras conocer la noticia de la Cruz de la Paz decidió hacer una imagen de madera en una sola pieza y está caracterizada por tener la mano derecha levantada despegándose de la cruz diciendo “No matarás”. También hay una catacumba ofrecida a los Mártires del Terrorismo en Chimbote: el P. Sandro Dordi en Santa y los franciscanos P. Miguel y P. Zbigniew en Pariacoto. Tiene además tres plazas: Del Rosario, Del Niño y de la Amistad. La carretera de acceso es de 5 Km. denominada la Vía de la Solidaridad.

El P. Jaume Benaloy Marco, actual Rector del Santuario Señor de la Vida explica: “Desde aquella jornada, la señal de los cristianos, el Amor crucificado de Dios a la humanidad, se ha convertido en icono singular del pueblo chimbotano, en fuente de esperanza para miles de peregrinos que acuden cada año, incluso en faro de referencia segura de los pescadores a su regreso de mar adentro. Han pasado veinticinco años y puede resultar conveniente un ejercicio de memoria agradecida que permita afrontar los desafíos del presente y mirar al futuro con esperanza, aprendiendo con humildad de los errores cometidos y promoviendo todo aquello que favorezca la convivencia y el bien común.” (Chimbotenlinea.com)

Con ocasión del XXV aniversario de la Cruz de la Paz en el Cerro de la Juventud este sábado 17 de setiembre se aperturará el Año Santo, una peregrinación que tendrá lugar el día de mañana por la mañana actualizando el compromiso de la lucha por la paz a través de la paz, las esperanzas no han cambiado, el corazón chimbotano vuelve a levantar los ojos a aquella cruz bajo un lema que hoy exclama nuestra voz y guía esta jornada:

“EL TERRORISMO DE HOY SE LLAMA CORRUPCIÓN”.

Anuncios