Joven para toda la vida

Por: Erick Huamán

¿Joven para toda la vida? Pues Si!!! ¡Eres joven! Es parte de la vida y está muy, pero muy impresa en toda nuestra vida, en cada acto de la voluntad, del amor, de la entrega, del salir de sí y en la fe que llevas como una luz en tu corazón.

Me he encontrado con un poema de Wanda Valcarcel que expresa muy bien todo esto y les puede ayudar mucho para su propia motivación en la vida, un momento de reflexión y por qué no de oración. Disfrutemos algunas estrofas de este poema “La Juventud”:

“La juventud no es un período de la vida;
es un estado del espíritu, un efecto de la voluntad,
… del gusto de la aventura sobre el amor a la comodidad.

No se envejece por haber vivido cierto número de años;
se envejece cuando abandonas tu ideal.

… Es joven aquél que se admira,
que se maravilla y pregunta como un niño insaciable: “¿Y después?”

Joven es aquél que desafía los acontecimientos,
y encuentra alegría en el juego de la vida.

Eres tan joven cuanto tu fe.
Tan viejo cuanto tu falta de creencia.
Tan joven cuanto la confianza en ti mismo.
Tan joven cuanto la esperanza.
Tan viejo cuanto tu falta de ánimo, tu abatimiento.

Serás joven mientras te conserves receptivo a lo que es bello, bueno y grandioso.
Sensible a los mensajes de la Naturaleza, del Hombre y del Infinito.