¿Qué es Café de Fe?

¿Quieres potenciar tu vida y tu alma?

Este es un blog en el que se quiere compartir experiencias, reflexiones y temas de interés a través de publicaciones cada sábado y domingo  para vivir con más fuerza cada día. Con un toque de dinamicidad y frescura presento los diferentes temas a tratar en secciones que como verán giran en torno al café pero cada uno manteniendo su esencia.

Y es que desde hace algunos siglos el café se ha usado para diferentes fines: desde estimulantes energéticos hasta fines medicinales. Con muchos seguidores y otros a los que no agrada tanto y es que el café es un gusto que debe cultivarse.

El café hoy en día lo usamos normalmente en nuestras comidas y acompañando los buenos momentos. Leer un libro con una taza de café es la mejor compañía para disfrutarlos… Para una buena conversación su aroma genera el ambiente propicio… Después de una trasnochada nada mejor que un café bien cargado para recuperar energías… O si simplemente deseas un momento de soledad para pensar prueba con poner música suave, acompáñalo con un café y probarás la diferencia.

Pues bien esta página quiere ser un buen café para tu alma, revitalizar las partes que harán tus días más optimistas. Encontrarás de todo un poco: temas de cultura, fe, música, etc., que para continuar con la mística del café están agrupadas en secciones que llevan los nombres de algunos modos de preparar el café.

 

¿Para quién?

Al pensar en este sitio pensaba en muchos amigos y personas que he ido conociendo que deseaban, algunos quizá sin saberlo explícitamente, encontrar algo más en sus vidas y que al conversar con ellos sobre buenos ideales realmente se encendía en nosotros una fibra que estaba allí y ayudaba a ver el mundo con más optimismo y tener más ganas de “nunca cansarnos de hacer el bien”.

Este sitio no es solo para personas con una gran fe sino para personas que con pequeños sorbos, como con un buen café, quieren saborear mejor la vida y alimentar así esa fe que todos tenemos.

Este café quiere ser un descanso y un impulso a tus días, léelos y disfruta.

Oración del buscador…

Antes de que empieces a revisar los contenidos te invito a que por un momento cierres los ojos y pienses en los momentos de mayor felicidad en tu vida, piensa en aquellas veces que sentiste que casi tocabas el cielo con las manos, piensa en Dios como tu mejor Amigo, ábrelos y lee esta oración con calma:

Haz Señor que cansado nunca deje de buscarte

Sino que busque tu rostro siempre con ardor.

Dame la fuerza de buscar

tú que te has dejado encontrar.

Ante ti están mi fuerza y mi debilidad,

Mi ciencia y mi ignorancia.

Haz que me acuerde de ti,

Que te entienda, que te ame.

(San Agustín)